Fundación E.C.A.M:
Egresados de Casas de Menores de Chile


Esta es una organización sin fines de lucro, que trabaja intensamente en levantar las esperanzas del hermano que vive en hogares de menores, demostrándoles con su experiencia y trabajo que sí existen las oportunidades, que la voluntad, esfuerzo y superación personal han dado como resultado estos profesionales y padres de familia que hoy emprenden la misión de “Invertir en los niños”.

Su Misión

Trabajar con los niños en riesgo social de nuestro país, dándoles a conocer un mundo de emociones, afectos y compromisos. Crear un estado de ánimo colectivo de respeto, aceptación y superación, a través de un sistema de capacitación y recreación permanente, logrando de esta forma un equilibrio espiritual que les permita amarse y sentirse personas íntegras.

Para mejorar su calidad de vida, ECAM cuenta con profesionales de alto nivel, algunos son egresados de casas de menores, y por esto, fieles representantes de la concreción de sueños y aspiraciones, generando con su experiencia un sentido motivador, rompiendo con los paradigmas y agregando confianza a sus vidas: “Me importas como persona”.

La pasión que impulsa a ECAM, es el proyectar junto a los niños un futuro mejor, sintiendo que su obligación es contribuir a formar personas orgullosas de sus avances y de sus logros, lo que la fortalece enormemente, permitiéndole continuar en la senda de la responsabilidad social y familiar.

La Música:

Víctor Hugo es un miembro colaborador, comprometido con los intereses de ECAM. El hace bastante tiempo viene participando en diversos centros y casas de menores (Fundación mi Casa, Hogar Nuestra Señora de la Paz, etc.). Uno de sus valiosos aportes fue el realizar un Taller de Guitarra Popular (2006), en la Casa 5, generando un espacio de participación y aprendizaje.

Al compartir y sentir esta realidad, nace la idea de llevar a cabo un proyecto, en el cual Víctor Hugo realizará una “producción musical” en donde Matías Orellana, Presidente y Fundador de ECAM, será un aporte fundamental al compartir la experiencia vivida como uno más que creció en las casas de menores. También se quiere plasmar a través de la creación de estas canciones una realidad social, el fuerte rechazo que les toca vivir a muchos niños y jóvenes por el hecho de tener algún tipo de enfermedad discriminatoria.

Este trabajo musical, espera ser una “Luz”, un aporte al transmitir y generar mayor conciencia acerca de esta realidad.